Las reglas de las aguas

La importancia de conocer las reglas de las aguas

Los eruditos comienzan sus obras de fiqh mencionando los tipos de agua, en virtud de lo que implica su conocimiento de las reglas legales, porque el agua tiene diferentes estados:  algunos permiten la purificación ritual, mientras que otros no lo permiten. Así, la pequeña ablución (wudû), la gran ablución (ghusl), el hecho de eliminar la impureza (izâla al-najâsa), sólo pueden ocurrir con agua purificadora (tahûr) únicamente, no es válido con agua pura (tahir) o agua impura (najis), ya que son actos rituales.

Tipos de agua

Para conocer los tipos de agua, primero es necesario saber que el agua tiene tres características: el color, el sabor y el olor. Si nada de esto ha sido alterado, entonces el agua ha permanecido en su estado original desde el cual Allah la creó ; de hecho se la llama ” agua absoluta ” (al-mâ al-mutlaq).

El agua que no ha sido alterada en alguna de estas tres características se considera purificadora, es válido recurrir a ella para la pequeña ablución, la gran ablución, y para quitar la impureza de la prenda o del cuerpo.

Es el agua que cae del cielo a través de la lluvia o la nieve, o sale de la tierra, o corre, como ríos, mares y arroyos.

En cuanto al agua que ha sido alterada en alguna de estas tres características mencionadas antes, en este caso esta agua puede incluir diferentes situaciones

La primera situación

Cuando el agua ha sido alterada por algo de lo que el ser humano no puede protegerse, como si hubiera sido alterada por la tierra, o las hojas de los árboles, o rocas como azufre o minerales o todo lo que sea similar a ello, estas cosas no alteran la condición del agua, que permanece purificadora.

Si el agua de los ríos o de la lluvia se ve alterada por algo contra lo cual es difícil protegerse como se acaba de mencionar, permanece purificadora. Por lo tanto, el agua de la lluvia que cae en el desierto, es agua blanda cuando llega a caer, pero por su estancamiento en la tierra salina o en la arena, su sabor se vuelve salado, o su color marrón; estas cosas no alteran de ninguna manera el estado del agua.


La segunda situación

Cuando el agua ha sido alterada por una cosa pura entre lo que constituye un alimento o una bebida, como el azúcar, el aceite, u otra cosa como el jabón y todas las cosas de este tipo, entonces no es válido recurrir a esta agua para la pequeña ablución, la gran ablución o para quitar la impureza; sólo se puede usar para comer, beber y el resto de los actos ordinarios.


La tercera situación

Cuando el agua ha sido alterada por una cosa impura, como la orina o la sangre, así como todas las impurezas, entonces esta agua está absolutamente prohibida, no es válido usarla para actos rituales, ni tampoco permitido usarla para actos ordinarios.

Si una prenda se ha ensuciado con una impureza, por ejemplo, es necesario saber que la impureza solo se puede eliminar recurriendo al agua purificadora. Si se lava la prenda con agua jabonosa, esta agua es pura pero no purificadora, así que a pesar de que se haya ido la impureza, el estado de impureza permanece por el hecho de no haber sido lavada con agua purificadora. Es obligatorio seguir el lavado con agua purificadora para que sea válido rezar con esta prenda.


Queda una categoría específica de agua, que son las aguas que no se recomiendan; aquí mencionaremos algunas de ellas a modo de ejemplo 

1- Una pequeña cantidad de agua que se ha utilizado para las pequeñas o grandes abluciones y que no ha sido alterada.

2- Una pequeña cantidad de agua en la que ha caído una impureza, pero no ha sido alterada.


El carácter no recomendable está condicionado por el hecho de estar en presencia de un agua distinta a esta agua en pequeña cantidad. Si uno no está en esta situación, entonces el carácter no recomendable ya no nos concierne.


Nota

Lo que sirve para depurar el agua (muslih) como el cloro, por ejemplo, o las sustancias químicas con las que se trata el agua, aunque sean aguas residuales, hacen que el agua recupere su carácter purificador, y entonces es válido utilizarla para la ablución, en cuanto finalice su tratamiento, y siempre que estas sustancias no sean demasiado pronunciadas, aunque su efecto persista en el agua

Conocer los tipos de agua y sus estados permite saber lo que es válido usar para los actos rituales y lo que no es válido usar.



عن aboucamil

شاهد أيضاً

Les règles de la petite ablution – 1

Au nom d’Allâh, le Tout-Miséricordieux, leTrès-Miséricordieux Le terme « wudû’ » (désignant la petite ablution) est dérivé …

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *